fbpx

Branding: qué es y cómo aplicarlo en tu negocio

Sin darte cuenta, cada día haces branding en tu negocio. Con tu local, con tu imagen, con cada cliente, en cada venta, con cada publicación en tus redes sociales. Pero ¿qué es el branding? ¿Cómo puedes hacer branding en tu negocio?

Sigue leyendo y descubre cómo gestionar tu marca y tu imagen para incrementar tu facturación

Introducción al branding 

Mientras que el marketing se dedica a promocionar tu negocio y a satisfacer los deseos de tus clientes, mejorando vuestra relación, el branding son las acciones que dotan de personalidad a tu marca y que te ayudan a transmitir tus valores a tus clientes. Gracias a esto, te “posicionas” y creas tu pequeño espacio en la mente de tus clientes.

¿Qué es el branding?

El branding habla de la construcción de tu propia marca, de la identidad de tu negocio. Las franquicias grandes trabajan mucho su branding personal. Cuando un empresario abre una franquicia, no tiene que hacer un gran esfuerzo en branding. Normalmente, ese trabajo ya está hecho y tiene que seguir una línea determinada.

Pero esto no siempre es un punto a favor, ya que hoy en día, es muy importante la marca personal. Al formar parte de una gran red, el profesional, en este caso tú, pierdes protagonismo. Por otra parte, lanzarse a crear desde cero tu propia marca es un trabajo duro y costoso. Pero si lo haces bien, puede traerte mucho éxito.

 

Lovemark en tu negocio ¿es posible?

La primera persona que utilizó el término “lovemark” fue Kevin Roberts, el CEO de la agencia publicitaria Saatchi & Saatchi. Incluso publicó en 2004 un libro titulado ‘Lovemark, el futuro más allá de las marcas’. Desde entonces, todos los expertos en marketing trabajan en dotar a sus empresas y marcas de ese “amor” que logra la fidelidad absoluta de los clientes.

Las pequeñas empresas pueden aprender mucho de las “lovemarks”. Es más, ¿podríamos llegar a convertir a un negocio local en una lovemark? Para responder a esta pregunta, primero deberíamos conocer cuáles son los tres ingredientes con los que se cocina una lovemark. Misterio, sensualidad e intimidad.

En primer lugar, el misterio. Consiste en presentar tu marca contando una historia. Gracias al storytelling, dotamos de símbolos, sueños e ilusiones a nuestra marca. Luego, la sensualidad. Tenemos que seducir a nuestros clientes. Crear marcas que de alguna forma dialoguen con nuestros sentidos. Y, por último, la intimidad. Acciones que van encaminadas a una proximidad real con el cliente. Marcas empáticas, comprometidas, apasionadas… que te ayudan a lograr tus objetivos.

¿No podría acaso una pequeña empresa, gracias a técnicas de branding, convertirse en una marca así de deseada? ¡Nosotros creemos que sí! Creemos en el poder de los pequeños empresarios y profesionales de nuestro país. Ellos saben que detrás de cada cliente hay una historia y actúan en consecuencia intentando siempre ofrecer la mejor de sus sonrisas.

Un buen profesional acompaña a sus clientes en cada etapa del proceso de venta y sin saberlo, logran mucho más que “vender”. Logran enamorar.

Los servicios que ofreces resuelven una necesidad. Lo haces de forma eficiente. Invitas a tus clientes a experimentar nuevas sensaciones, a lanzarse sin vértigo y a romper barreras. Está en tu mano mejorar cada día como profesional y ofrecer el mejor servicio para que el branding que puedas desarrollar en tu empresa, saque a relucir todo lo bueno que ya tienes.

 

Factores importantes en tu estrategia de branding 

Si quieres empezar tu estrategia de branding desde cero, o revistar la que tienes actualmente, presta atención a este punto. 

A continuación te contamos los factores más importantes en una estrategia de branding.

Naming: el nombre comercial de tu negocio

Internet ha cambiado la forma en la que ponemos un nombre a nuestra marca. Existen muchos factores que tienen que ver con nuestra percepción. Por ejemplo, en el caso de una inmobiliaria, utilizar palabras como “inmo” o “casa” u otras que tengan que ver con el sector. Sin embargo, ahora que gran parte del negocio se desarrolla en internet, si estás pensando en crear tu marca desde cero tienes que tener en cuenta otros factores, como el posicionamiento o la longitud.

Si el nombre de tu agencia contiene alguna de tus palabras clave, te ayudará mucho a posicionarte. Esto es “inmobiliaria” o el lugar de la ciudad en la que trabajes. De esta forma puedes trabajar más fácilmente tu SEO local.

Identidad corporativa 

Tu marca es lo que dicen de ti cuando tu no estás delante. Realmente estamos personificando a las marcas, pero es algo que hacemos incluso sin darnos cuenta. Tu marca refleja unos valores, una actitud y un modus operandi que te diferencia de tu competencia y hace que atraigas a tu cliente ideal. ¡El branding tiene mucho que decir aquí!

¿Cómo puedes definir tu identidad corporativa? Tienes que tener en cuenta tus colores y tu logotipo. Cada color transmite una sensación diferente, y tu logo, más de lo mismo. Para que haya coherencia entre lo que quieres transmitir y lo que transmites, te recomendamos que contactes con una agencia de branding especializada que desarrolle tu identidad de marca.

Posicionamiento inmobiliario

Todas las marcas son activos emocionales. Muchos empresarios desaprovechan esta gran oportunidad de conectar con las emociones de sus futuros clientes. Y es que es tan importante preocuparse por ofrecer el mejor servicio a tus clientes, que mostrar qué estás haciendo para lograrlo.

¿Cómo puedes posicionarte? Escogiendo tu segmento de mercado y trabajando mucho para lograr captar su atención. Puedes diferenciarte por precio y por la calidad de tus servicios, por tu especialidad en relación a tu competencia (ellos son antiguos y nosotros somos una  actuales,etc) o incluso ofreciendo funcionalidades extra en tu web: como por ejemplo una zona privada para facilitar el contacto entre tus clientes y tú, etc, si necesitas un desarrollo a medida para tu web podemos ayudarte.

Atención al cliente

La atención al cliente también influye en el branding para tu negocio, porque incrementa su lealtad hacia ti. Esto se conoce como fidelización. Puedes lograr fidelizar incluso antes de que se conviertan en tus clientes.

Por otro lado, tienes que saber mantener a tus clientes interesados por ti después de cerrar las ventas. El motivo es simple: pueden convertirse en prescriptores de tu negocio y recomendarte en su círculo de amistades.  

Arquitectura de marca

Se trata de un concepto de branding que tienes que tener en cuenta a medida que tu empresa crezca. En función de tus objetivos y recursos, existen diferentes formas de construir con solidez tu estrategia de Branding.

La arquitectura de tu marca  juega un papel importante. Imagina que formas un grupo. Tendrás que decidir qué papel ocupará cada oficina en el grupo, o si te vas a especializar por servicios. También, qué tipo de información mostrarás en cada red social y cómo vas a atraer a tus clientes ideales a cada una de ellas.

 

5 claves para una estrategia de branding paso a paso 

Si te decides a empezar con tu estrategia de branding, te damos los 5 primeros pasos para desarrollarla. Aunque siempre te recomendaremos que contactes con una agencia especializada y te centres en lo que tú sabes hacer mejor: cerrar las operaciones de compraventa.

1 – Primeros pasos

Idealiza tu marca. Desarrolla tu logotipo, selecciona tus colores, tu tono, cómo vas a comunicarte con tus clientes… todo debe estar recogido en un brandbook de tu empresa para que, si tu equipo de marketing  cambia, los que vengan después sepan cómo seguir con la estrategia. Los equipos cambian, las marcas permanecen.

2 – Desarrolla un proyecto concreto: diferénciate

Tu identidad depende en gran medida de tus servicios. Tienes que seleccionar los servicios en los que te vas a especializar, igual que el tipo de productos y que todo tenga coherencia. ¿Tienes un proyecto concreto? ¿Por qué deberían contactar contigo y no con tu competencia? ¡Los motivos deben formar parte de tu estrategia de branding!

3 – Cómo transmitir tu identidad de marca 

Las acciones que vas a realizar desde tu empresa para transmitir tu identidad de marca. Para esto, consulta las tendencias en marketing  e infórmate sobre todo lo que tenga que ver con branding. Si no, siempre puedes buscar por internet. Existe mucho material que te puede inspirar y ampliar cada uno de los aspectos que te hemos mostrado.

4 – Planifica la estrategia de branding

Una vez tengas todas las acciones a realizar claras, tendrás que planificarlas en un calendario para cumplir unos objetivos determinados. Será más costoso o más sencillo según el interés y tiempo que le quieras dedicar, y la presencia que quieras tener en cada plataforma.

5 – Analiza tus resultados

Siempre tendrás que analizar tus resultados para mejorar continuamente la estrategia de tu negocio. Luego, tomar decisiones y ver si modificas alguna cosa o sigues igual. Pero no te precipites, las cosas grandes llevan tiempo.

 

Es importante que tengas en cuenta que cuando no comunicas nada, ya estás comunicando algo. Por eso, lo mejor es que tengas claro qué comunicar, cuándo y cómo hacerlo. Recuerda: sé transparente, recurre a la sencillez, muestra tu personalidad y sé consistente en tu estrategia de branding inmobiliario. ¿Quieres asesoría porque no sabes por dónde empezar? Te estamos esperando, contacta ahora

Si quieres más información pégale un vistazo a nuestros libros recomendados

Deja un comentario

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Quizás te puede interesar