Los elementos clave del diseño web para mejorar la conversión de tu sitioLos elementos clave del diseño web para mejorar la conversión de tu sitio

Clave del diseño web

Tabla de contenidos

Clave del diseño web

Dicen que ‘nunca debemos juzgar a un libro por suLos elementos clave del diseño web para mejorar la conversión de tu sitioLos elementos clave del diseño web para mejorar la conversión de tu sitioLos elementos clave del diseño web para mejorar la conversión de tu sitioLos elementos clave del diseño web para mejorar la conversión de tu sitioLos elementos clave del diseño web para mejorar la conversión de tu sitioLos elementos clave del diseño web para mejorar la conversión de tu sitio portada’ y puede que tengan razón. Al menos, cuando se trata de libros y no de páginas web. En el segundo caso, seguro que el dicho cambiaría bastante. Sería algo así como: ‘siempre puedes abandonar un sitio web por su diseño’. El diseño web es la carta de presentación de nuestro negocio online. Será lo primero en lo que se fijen los usuarios al hacer clic en la página y lo que les ayudará a navegar por ella y a tomar decisiones.

 

Si al entrar en nuestra web, los visitantes se sienten confusos o perdidos, y no son capaces de encontrar rápida y fácilmente lo que están buscando, se marcharán sin hacer ninguna conversión. Es por esta razón que tener un buen diseño web, bien pensado y estructurado, es tan importante para que los usuarios se sientan cómodos en nuestra página, pasen tiempo en ella y realicen la tan deseada conversión. Hoy en Propulsia te explicamos cuáles son los elementos clave del diseño web que te ayudarán a conseguirlo.

 

El usuario, el centro de tu diseño

 

Imagínate que entras en esa tienda de ropa que te encanta porque tienen esos tejanos tan cómodos de los que tanto te han hablado. Un día entras y la tienda está tan desordenada que te resulta imposible encontrar los pantalones que venías buscando. La ropa está toda revuelta, casi no hay luz en el establecimiento y además huele fatal. Así que acabas marchándote, con disgusto y frustración, sin realizar ninguna compra y decidiendo que no volverás a entrar allí jamás. Por supuesto, tampoco la recomendarás a ningún amigo.

 

No importa lo bueno que sea tu producto o servicio, si tu página web no es clara y fácil de usar, los usuarios no harán conversiones en ella. Probablemente no porque no quieran, sino porque no les estás dejando tener una buena experiencia. En el caso online, los pantalones podrían ser los botones escondidos; la falta de luz, una interfaz confusa y difícil de entender, y el mal olor, un menú desordenado y sin sentido. En menos de dos minutos lo más probable es que el usuario haya abandonado tu sitio web para ir a buscar la información a otro lugar. Será por alternativas hoy en día.

 

¿Qué es el diseño UX?

 

El truco del diseño UX (de las siglas en inglés, experiencia de usuario) es precisamente poner el foco en el usuario y en la experiencia que este tendrá en nuestro sitio web o aplicación. Se trata de crear productos digitales basándose en las necesidades y expectativas del usuario. Para que esto ocurra, los especialistas en marketing digital tenemos que ponernos en la piel de los visitantes de nuestro sitio y dejar de pensar únicamente en la apariencia visual.

 

¿Cómo se sentirán al navegar por nuestra página? ¿Será fácil intuir cómo se utiliza? ¿De qué forma podemos ahorrarles esfuerzos a la hora de tomar acción? Estas son algunas preguntas clave para un diseño web centrado en el usuario y para responderlas, necesitamos conocer perfectamente a nuestro público objetivo. Por ejemplo, a la hora de diseñar un botón de compra, es importante situarlo en un lugar destacado, previsible y de muy fácil acceso. El objetivo: brindar una experiencia satisfactoria a los usuarios y mejorar la conversión de nuestro sitio web.

 

Optimización de la velocidad de carga

 

Todos somos conscientes de la inmediatez y de todas las alternativas disponibles que hay en la era digital. Busques lo que busques, en Google puedes encontrarlo a solo un clic. Tú mismo, que estás leyendo este artículo, seguramente habrás elegido este entre muchas más opciones en la red. Y es que en la era digital la información se consume de forma fácil e instantánea. Así que nosotros, como consumidores cada vez más digitales, nos hemos acostumbrado a no tener que esperar.

 

Es por eso que, bajo ningún concepto, los visitantes de tu sitio web pueden llegar a sentir que están perdiendo el tiempo. Recuerda que al final todo se resume en no malgastar más calorías de la cuenta al acceder a un contenido. Por esta razón, es tan importante crear sitios web en los que el usuario tenga que dedicar esfuerzos mínimos para entender y navegar por el contenido del sitio. Y cuando se trata de no perder el tiempo ni la energía, la velocidad de carga juega un papel esencial para mejorar la conversión.

 

Cómo conseguir una web sin atascos

 

Piensa en tu página web como si fuera una carretera. ¿Te gustaría que los usuarios se vieran atrapados en un tráfico horrible y cambiaran de ruta para evitar el embotellamiento de tu sitio? Ambos sabemos la respuesta. A la mínima, los conductores se aburrirían y se pondrían de los nervios al ver que no pueden avanzar y circular cómodamente por tu página. Y lo que es peor, les estarías haciendo perder su valioso tiempo. Bien, pues algo similar ocurre cuando tu sitio web tarda mucho tiempo en cargarse. Los usuarios abandonarían tu web sin llegar al destino final: la conversión.

 

Optimizar la velocidad de carga consiste en eliminar cualquier obstáculo en la vía y mejorar el flujo de tu página web con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Esto se consigue a través de pequeños detalles que marcarán la diferencia final: reducir el tamaño de los archivos, optimizar las imágenes, elegir un buen alojamiento web y utilizar herramientas de caché, entre otros. Todo lo que sea que esté ralentizando la carga de tu web deberá ser revisado por un experto en marketing digital.

 

Mejorar la conversión de tu sitio web con Propulsia

 

La clave del diseño web es solo un paso más a la hora de mejorar la conversión de tu página web. La calidad de tu estrategia de marketing de contenido, el buen uso del link building o abrazar el poder de la automatización y el análisis de datos son algunas de las muchas más cosas a tener en cuenta para que tu marketing digital sea todo un éxito y te ayude a hacer crecer tu negocio. En nuestra agencia Propulsia contamos con todas las herramientas que necesitas para dominar Internet. Contáctanos y le daremos a tu empresa el impulso digital que se merece.

Deja un comentario