fbpx

¿Qué son las 4 etapas del marketing y cómo aplicarlas?

4 etapas del marketing

El marketing y el amor no son tan diferentes. Al final, los dos buscan establecer relaciones sólidas y duraderas. Así que tiene sentido que las 4 etapas del inbound marketing efectivo sean muy parecidas a las que utilizamos cuando intentamos conquistar a esa persona que nos ha robado el corazón: atraer, persuadir, convertir y fidelizar.

Si quieres descubrir cómo aumentar las conversiones y fidelizar a tus clientes gracias al poder del marketing digital, sigue leyendo este artículo. Hoy en Propulsia te explicamos paso a paso cuál es el secreto para conseguir enamorar a tus clientes. O lo que es lo mismo, atraer a clientes potenciales, llevarlos hasta la venta final y convertirlos en clientes frecuentes y leales.  

Las 4 etapas del marketing y sus características

Tu estrategia de marketing está a 4 pasos de cambiar por completo. Esto es posible gracias a las 4 fases del inbound marketing, un concepto que usamos para referirnos a la metodología que combina técnicas de marketing y publicidad no intrusivas. Con este viaje será el propio usuario quien llegará a tu negocio en el momento en el que lo necesite.

Si lo piensas, tiene sentido. Es mucho más fácil conquistar a alguien emocionalmente disponible y en busca de una relación que ir constantemente detrás de una persona que ya tiene pareja o no muestra interés en tenerla. Ya habrás comprobado que en Propulsia somos unos enamorados del marketing digital y nos encantan las metáforas románticas. Así que vamos a analizar las 4 etapas del marketing con todo el amor que se merecen:

Atraer: hacer que se fije en ti

Sientes amor por alguien a primera vista y necesitas captar su atención. Es el momento de ponerle ojitos y hacer que sienta atracción hacia ti. Lo mismo ocurre con tu producto o servicio: en el marketing, la etapa de atraer tiene como propósito captar la atención de tu público objetivo. Para ello, deberás (como se dice en el mundo del ligoteo) ‘tirarle la caña’ con elegancia para crear así una impresión positiva y destacar entre la multitud.

Persuadir: regalarle los oídos

Una vez has conseguido captar su atención, llega el momento de persuadir. Ya os habéis hecho algunas miraditas en la fase de la atracción; ahora toca explicarle claramente a esa persona todas las razones por las que debería conocerte. Con el fin de que ese potencial cliente se interese aún más en lo que tienes para ofrecer, tendrás que presentar argumentos convincentes y destacar los beneficios de tus productos o servicios.

Convertir: conseguir una primera cita

Ahora sí que sí. En esta etapa, el objetivo es lograr que la persona que te gusta te dé una oportunidad. Es decir, que acepte realizar esa acción específica que le estás proponiendo. ¿Una primera cita? ¿Un beso? ¿Realizar una compra? ¿Suscribirse a tu newsletter? Sea lo que sea, tiene que quedar muy claro cuáles son tus intenciones y qué le estás ofreciendo, sin rodeos. Volviendo al marketing digital, deberás facilitar el proceso de conversión, asegurándote de que sea simple y claro para tus clientes potenciales.

Fidelizar: hacer que repita

Si la primera cita ha sido un éxito, todos sabemos que tiene que haber una segunda parte (y una tercera y una cuarta, y así consecutivamente). Más allá de vender, fidelizar consiste en crear una relación a largo plazo. Ahora que tu cliente ya confía en ti y en tus productos o servicios, tendrás que mantener viva la pasión, la confianza y el compromiso para que te siga eligiendo a ti en vez de a tus competidores.

Cómo aplicar las 4 etapas del marketing en tu negocio

Ahora ya sabes cómo conquistar el corazón de tus clientes para crear relaciones duraderas y fuertes en el tiempo. En este sentido, será esencial, como en cualquier vínculo de calidad, comunicarse de manera efectiva con contenido de valor e interés para tu público objetivo. Tu rol simplemente consistirá en acompañarle, mediante una estrategia de contenido efectiva en cada una de las fases de compra:

  1. Para atraer a esos clientes potenciales, utiliza estrategias creativas, contenido interesante y un diseño atractivo y basado en el usuario. Consigue que queden cautivados ante tu escaparate digital (la web o las redes sociales de tu negocio) y despierta su curiosidad para que quieran saber más sobre tus productos y servicios.
  2. Para persuadir, hazles saber de manera efectiva por qué tu oferta es especial y mejor que la de la competencia. En la era digital, cada vez son más las empresas que luchan por hacerse ver y ser escuchadas. Así que, cuando consigas una de esas miraditas, no desaproveches la oportunidad y déjales claro, con originalidad, cómo puedes satisfacer sus necesidades.
  3. Para conseguir conversiones, utiliza llamadas a la acción (o ‘CTAs’, por sus siglas en inglés) efectivas, ofertas especiales o pruebas gratuitas para motivar a las personas a probar lo que tienes para ellas. Se trata de animarles, sin ser intrusivos, a dar el siguiente paso.
  4. Para fidelizar, evita decepcionar. La confianza es la base de toda relación: asegúrate de que todas las expectativas de tus clientes quedan satisfechas gracias a un excelente servicio y dales todo aquello que les has prometido. Además, es interesante que apliques un programa de fidelización para premiar el comportamiento de compra de tus clientes. En este podrás ofrecer promociones exclusivas, personalización de la experiencia y una comunicación constante y mucho más cercana.

Captar y fidelizar clientes en el panorama digital, te ayudará a impulsar tu negocio con una audiencia comprometida con tus productos o servicios y (lo más importante) dispuesta a repetir una y otra vez. En Propulsia tenemos muy claro lo importante que es para ti aumentar las ventas de tu negocio online y por eso te estamos esperando con todas las herramientas que necesitas para darte el impulso digital definitivo.

¿Alguna pregunta frecuente en la sala?

Lo mejor de las mentes curiosas es que nunca se sacian del todo. Seguro que después de leer este artículo, te han surgido muchas dudas y ganas de seguir aprendiendo sobre marketing digital. Hemos intentado adivinar algunas de ellas, pero si no hemos acertado, siempre puedes hacernos tus propias preguntas por aquí.

¿Cómo pueden las 4 etapas del marketing ayudar a mi negocio?

Las 4 etapas del marketing son como una hoja de ruta a seguir para lograr el crecimiento de tu empresa. Es como si los expertos en marketing digital hubiéramos ido dejando lacasitos para mostrarte el camino al éxito.

¿Es necesario invertir en la fase de la atracción?

Para conseguir que tus clientes potenciales sepan que existes, hay muchas estrategias que puedes aplicar, más allá de la publicidad. Algunas de ellas, como mejorar el posicionamiento SEO, no cuestan dinero pero sí tiempo.

¿Puedo saber si mis estrategias están siendo eficaces?

Eso es. La buena noticia es que en marketing digital puedes medir la efectividad de tu estrategia con ayuda de las métricas digitales.

¿Por qué tengo que crear contenido de calidad?

En marketing digital, el fin no justifica los medios. Si lo que deseas es crear una relación de calidad con tu público objetivo, tendrás que hacerlo con contenido de valor. De no ser así, volverás a la casilla de salida y de nada habrá servido atraer su atención

¿Cómo puede ayudar un programa de fidelización a mi negocio?

Dicen que una relación no funciona si uno de los miembros no se siente feliz. Con el programa de fidelización, tus clientes más fieles se sentirán valorados, especiales y felices, por lo que su compromiso con tu marca continuará aumentando.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

¿Te gusta? ¡Comparte!
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email
Últimos posts
Qué opinan de nosotros
¿Te ayudamos? ¡Contacta!

AUMENTAMOS LAS VENTAS DE TU NEGOCIO

Tanto si ya estás vendiendo en internet y quieres mejorar tus resultados o aún no lo haces y crees que ya ha llegado el momento estás en el sitio adecuado, te damos la bienvenida a nuestra agencia de marketing digital.

Descubre quién somos